Bajo la Luna Nueva de Octubre 2021

Arte por Danah

*Si prefieres escuchar este artículo, puedes hacerlo en nuestro podcast o canal de YouTube pinchando AQUÍ.

El 6 de octubre el Sol y la Luna se unen en su abrazo cósmico de Luna Nueva en Hasta Nakshatra, una de las 27 “Casas Lunares” de la Astrología Védica, formada por 5 estrellas dentro del Signo de Virgo.

Virgo nos habla de la presencia encarnada, de lo material, la forma, la practicalidad, el presente del día a día, la cotidianeidad del detalle. Nos habla de dedicación y compromiso. Esta luna abre la oportunidad de trabajar la regeneración y el reajuste de energías. 

Hasta significa y simboliza una mano. La mano que nos da, y la mano que nos quita. ¿Podemos ver con claridad quiénes son nuestros verdaderos enemigos? ¿Acaso son esos patrones conscientes o inconscientes que se repiten una y otra vez? Es el momento idóneo para ver a quién culpamos de nuestro presente. Es el momento de absorber esas proyecciones y tomar responsabilidad por nuestras acciones. Tomar responsabilidad por nuestro foco de atención, y hacia dónde dirigimos nuestra energía. ¿Qué queremos materializar realmente? ¿Qué queremos construir, crear, nutrir, acariciar… con nuestras manos?

Hasta nos dice que para llegar a la individuación, tenemos que ser conscientes de nuestras facultades internas; aquellas que son capaces de sostener la tensión entre opuestos el tiempo suficiente para su confrontación e integración. Hasta Nakshatra nos da esta posibilidad. Habla del momento oportuno para tomar las riendas, con nuestras propias manos, de nuestro destino. Es el arte del autoconocimiento profundo, a través de la observación e integración. Es la confianza ciega en la vida que sólo se genera a través de ese saber profundo que viene del entendimiento de uno mismo y de la naturaleza del tiempo-espacio material. Ese dejar ir y fluir, bajo Hasta nakshatra en Virgo, viene de saber, de manera física, mental, emocional y espiritual, que el alma siempre sigue su propio camino. En Hasta, el individuo es consciente al fin de sus capacidades y facultades a través del entendimiento de su verdadera naturaleza y de las leyes y ciclos del universo. En Hasta se abre el portal para poder analizar e integrar esta sabiduría.

Las manos, en su simbolismo tan amplio, también nos habla de apego. ¿A qué nos aferramos con el puño cerrado? ¿Qué no queremos dejar ir? Si las manos están cerradas, no pueden recibir. No pueden siquiera llegar a alcanzar más lejos con los dedos. Hasta nos da la fuerza de desapegarnos de los frutos de nuestras acciones, de las exigencias y esperanzas impuestas por esas voces inconscientes que muchas veces toman el poder de nuestra mente sin pedir permiso siquiera. Tan automáticas, se creen ya inmunes a tu deseo. Un ego fuerte, realmente fuerte y centrado, presente, sano, puede diferenciar esas voces. Puede tomar de nuevo las riendas de las conductas incontrolables para volver al aquí ahora a través de la decisión consciente. La decisión de ser y estar presentes con lo que se nos presenta sin intentar cambiar el resultado. Respirando. Siendo. Decidiendo. 

La deidad que rige esta parte del cielo es Savitur, divinidad que representa el sol del amanecer. Es la deidad que nos despierta, el iluminador. Trae el mensaje de la energía creativa y transformadora que toma muchas formas diferentes. Savitur nos ayuda a sacar al mundo las capas más profundas de nuestro cuerpo-alma, manifestando así en forma concreta nuestra esencia más verdadera. Su energía trabaja en los planos objetivo y subjetivo. Sólo en el tiempo-espacio, alma encarnada en cuerpo, puede crearse el campo de acción dónde las energías de Hasta Nakshatra pueden operar. Esa energía de la manifestación proactiva.

Nuestra alma está lista para actuar, para ser individual, para encuerpar su esencia en un cuerpo-mente suficientemente consciente y respetuoso con los deseos de su corazón. ¿Hasta dónde estamos dispuestos a llegar para escucharnos verdaderamente? ¿Cuánto tiempo estamos dispuestos a entregarnos a la tarea creativa de esculpir nuestra vida con nuestras manos? ¿Hasta cuándo vamos a negarnos el espacio-tiempo para ser nosotros mismos? Lo bueno y lo malo de nuestra alma encarnada es que su tiempo aquí encuerpada es efímero. En este tiempo limitado, con estas respiraciones limitadas, ¿qué deseo queremos manifestar? ¿Qué vida queremos vivir?

La luna nueva en Virgo nos dice que ahora podemos poner en práctica esas disciplinas que traen el cuerpo-mente de nuevo al estado de equilibrio con el corazón. Esta luna tiene el potencial de despertarnos, hacernos más activos, para que simplemente prestemos atención, nos hagamos las preguntas importantes, pongamos las manos en la masa para alcanzar nuestro objetivo primordial, sea el que sea, sin juicio, sólo con la escucha atenta de aquel que sabe que todo, es sagrado. El Sol en Virgo nos trae la perspectiva clara, y la Luna nos trae su inspiración. Que esta unión entre ellos en el cielo pueda crear el contenedor perfecto para tu despertar.

RITUAL DE LUNA NUEVA

Ya que esta luna nos habla de honrar esa luz interna que brilla e insufla fuego a nuestro deseo primordial, esta quincena de luna nueva y creciente, te invito a honrar esa luz externamente también al amanecer. 

Cada mañana, si puedes al amanecer, y si no, nada más despertar, enciende una pequeña vela que puedes colocar incluso en tu mesilla de noche. Si tienes suerte y puedes sentarte al aire libre y ver realmente el amanecer ante tí, no necesitarías la vela siquiera.

Con tu primera respiración consciente, siente el calor interno de la luz del sol entrando poco a poco en tí, literalmente con el sol saliendo por el horizonte, o a través de su representación metafórica y simbólica de la vela, y de tu inhalación y exhalación.

Siente el calor del sol despertar cada parte de tu cuerpo por la que pasa tu respiración. Imagina su textura, temperatura, color, luz… como así te venga, sin intentar controlarlo. 

Siente el sol del amanecer como parte de tí, como parte de todo. Como esa luz, chispa, llama interna que despierta tu cuerpo, tus sentidos, tu percepción. Que te deja vivir esta vida material plenamente. Con consciencia, y a la vez con respeto infinito a los tiempos perfectos del mundo liminal inconsciente, a los tiempos perfectos del abismo infinito del oceáno primigenio en el que habitamos. 

Si así lo deseas, para hacer de esta experiencia algo más carnal, una experiencia encuerpada, con los ojos cerrados y la vela encendida, habiendo sentido el sol entrar en tí, puedes frotar ambas manos a la altura del corazón. Frota las manos hasta sentir el calor, la energía producida por esa confrontación de palma contra palma, de esa dualidad opuesta, que con calor se fusiona en una sola, diferente, nueva. 

Siéntela en el formato en el cual aparezca, ya sea como sensaciones físicas, mentales, emocionales, colores, texturas, memorias, imaginaciones, visiones…. Todas las formas de percibir el mundo son espirituales, porque no hay diferenciación real entre materia y espíritu, cuerpo y alma. Son diferentes formas materializadas de la misma energía que lo insufla todo.

Para aquellos que lleven más tiempo en esta práctica de honrar el amanecer, o que lleven tiempo en su práctica personal espiritual o sadhana, o para aquellos que quieran probar por primera vez, podéis cantar mentalmente el Gāyatrī mantra, una de los más importantes oraciones védicas, 108 veces con la ayuda de un mala si es necesario:

ॐ भूर्भुवः स्वः तत्सवितुर्वरेण्यं भर्गो देवस्य धीमहि धियो यो नः प्रचोदयात् ॥

oṃ bhūr bhuvaḥ svaḥ

tat savitur vareṇyaṃ

bhargo devasya dhīmahi

dhiyo yo naḥ pracodayāt

– Rigveda 3.62.10.

Se podría traducir a algo así como “OM, invoco a la tierra, al espacio y al cielo, y a la esplendorosa fuerza suprema que está en el Sol (Savitur) sobre la cual estoy meditando para que me sostenga e ilumine con conocimiento y sabiduría”.

Utilizamos estas oraciones y sonidos sagrados como herramienta mental, que es lo que significa la palabra mantra. Cantar o repetir un mantra en voz alta, en susurros, o mentalmente, nos ayuda a ver con claridad con los ojos del corazón. A escuchar el silencio y el espacio por dónde toda la existencia se crea, destruye y recrea.

Las palabras inspiran nuestros pensamientos, y son estos pensamientos que crean hábitos o patrones mentales. Si probáis, no dejéis de contarme y compartir conmigo vuestra experiencia.

Feliz Luna Nueva de Octubre, y ojalá que la luz interior ilumine los lugares necesarios para confiar plenamente en el poder de nuestras propias manos para construir nuestro destino. 

Gracias por estar aquí,

Danah 

*El lunes 4 de octubre ofrezco un taller especial online para esta luna nueva. Contáctanos AQUÍ para más información.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s